martes, enero 18, 2011

El sanatorio de la clepsidra


Sanatorium pod klepsydra
Wojciech Has, 1973
124 minutos


Volvemos a Polonia. De Wojciech Has intenté ver hace tiempo su “Manuscrito encontrado en Zaragoza”, pero sus tres horas de metraje fueron más fuertes que yo. Tampoco es que “El sanatorio de la clepsidra” sea plato de fácil digestión; de hecho, diría que es una de las películas más extrañas que he visto nunca.

Está inspirada en el relato del mismo título del también polaco Bruno Schulz, en el que un hombre llamado Józef (interpretado por Jan Nowicki, protagonista también de “La barrera” de Jerzy Skolimowski), acude a una misteriosa clínica a visitar a su moribundo padre. La clínica resulta ser un mausoleo gótico cubierto de telarañas, en un aparente estado de abandono total. El director del centro revela sus métodos médicos a Jósef: ha conseguido “ralentizar el tiempo” para así alargar artificialmente la vida de sus pacientes. Y a partir de ese momento comienza una larga serie de imágenes oníricas en las que Jósef revive momentos clave de su pasado y se reencuentra con su padre y con distintos personajes históricos en distintos escenarios comunicados entre sí por sinuosos y estrechos túneles.


Insisto en que “El sanatorio de la clepsidra” es una película complicada, y en varios momentos estuve tentado de dejar de verla y pasar a otra cosa. Pero a la vez tiene algo muy seductor; probablemente sus imágenes rebosantes de color e imaginación, a la altura del Fellini más disparatado, fueron lo que me mantuvo pegado a la pantalla hasta el final. Aunque en varios momentos no entendiese demasiado bien su alambicada trama.

Espero que esta reseña un tanto tibia no os eche atrás y os animéis a ver esta película. Yo tengo claro que algún día le daré otra oportunidad, porque creo que tengo la sensación de haberme quedado en su superficie y que esconde mucho más de lo que he podido apreciar y disfrutar.

enlaces de descarga aquí (versión original en polaco con subtítulos en castellano y otros idiomas)

imdb filmaffinity

3 comentarios:

Carlos dijo...

Descubrí esta película hará un año y no se olvida. Repercute más allá de la comprensión racional y es ese eco lo que aún reverbera en mí. La interpretación, sin ser realista, es magnífica y el ensueño que todo lo cubre es una lanzadera que acicatea la imaginación como pocas otras películas. Aún sigo sin salir de mi asombro con el giro que acontece poco después de la primera media hora de película. Tienes razón que su visionado impresiona y atemoriza, pero creo que hay que tomárselo como su protagonista, con mucha curiosidad y unas inmensas ganas neófitas por descubrir.

¡Y muchas gracias por la recomendación! ¡La suscribo!

PD. Si no me equivoco, la traducción literal del título sería "El sanatorio bajo la clepsidra", un "bajo" que contiene la connotación de subterráneo, enterrado, oculto. Sé que la oficial es "El sanatorio de la clepsidra", pero todos sabemos que a veces los asuntos oficiales tienen estas cosas.

sedmikrásky dijo...

Hola, gracias por el comentario. Sí que había visto el título traducido como "... bajo la clepsidra", pero eso, parece que la traducción oficial es esta. Y en inglés se llama "The Hourglass sanatorium", reloj de arena en lugar de reloj de agua.

Y sí, la curiosidad y las ganas de descubrir cosas nuevas son dos de los motores de este blog... ¡pero a veces nos asustamos un poco! Saludos.

disco_inferno dijo...

llevaba tiempo queriendo ver esta peli.gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...