jueves, junio 26, 2008

Alemania en otoño


















Alemania en otoño
Deutschland im Herbst
Rainer Werner Fassbinder y otros directores, 1978


Alemania en otoño” es una película colectiva, firmada por un total de once directores (entre otros, Alexander Kluge o Volker Schlöndorff), estructurada en episodios independientes. Confieso que he visto poco más aparte del episodio de Fassbinder (que, afortunadamente, es el primero). Intenté ir un poco más allá pero creo que para seguir la película hay que tener bastante información (o interés/ganas para buscarla) sobre la época y los hechos que retrata esta película. Y no estoy por la labor, sorry.

¿Y de qué hechos hablamos? De la crisis política que sufrió Alemania a finales de los setenta: la Fracción del Ejército Rojo (RAF), Andreas Baader, Ulrike Meinhof, secuestros, atentados, asesinatos, suicidios (¿o ejecuciones?), crispación política máxima. Fassbinder ya había mostrado interés por hablar de la realidad política de su país (y de paso repartir estopa tanto a la izquierda como a la derecha) en la estupenda “Viaje a la felicidad de mamá Küsters” y volvería a hacerlo en “La tercera generación”, película que aún no he podido ver en condiciones.

Lo curioso del episodio de “Alemania en otoño” de Fassbinder es que sus personajes son el propio director, su guapísimo novio (Armin Meier, cuya vida sí que fue una película; una bien triste) y su madre (Lilo Pempeit, que tiene pequeños papeles en numerosas obras de su hijo). Podría parecer un documental, si no fuese porque todo está claramente interpretado y escenificado, aunque seguramente se basa en situaciones reales.

El hecho que sirve de fondo a la historia (el secuestro de un avión por parte de un grupo terrorista simpatizante de la RAF) parece casi una excusa para que Fassbinder se autorretrate como lo que -probablemente- era: un tirano insoportable y neurótico con un genio de armas tomar. En “Atención a esa prostituta tan querida” ya se pinta un retrato parecido, pero en este caso es el director el que se interpreta a sí mismo y el resultado es más impactante si cabe.

En tan solo media hora Fassbinder encarga cocaína por teléfono, vomita, pega a su novio, discute a gritos con su madre, tira la cocaína por el inodoro por miedo a una redada, le dan unos diez ataques de histeria y aún le queda tiempo para trabajar en el guión de “Berlín Alexanderplatz”. Me impresiona que alguien tenga el valor de mostrar un retrato de sí mismo tan crudo y desfavorecedor, que parece regocijarse en mostrar lo peor de sí mismo. En una escena, Fassbinder aparece desnudo, tocándose sus partes mientras habla por teléfono sobre el secuestro del avión. ¿Qué otro director podría mostrarse en pantalla de esta manera?

Alemania en otoño” (insisto, no hablo de la película sino únicamente del episodio firmado por Fassbinder), sin ser de lo mejor del director, es una buena forma de hacerse una idea de cómo se las gastaba en la intimidad el genio alemán, y una muestra más de su arrebatadora singularidad como creador.

Elink (versión original en alemán)

subtítulos en español

imdb filmaffinity

2 comentarios:

Ra está en la aldea dijo...

Uf, ese resumen de actividades de Fassbinder en apenas media hora parece altamente prometedor.
Debe haber por ahí algún ensayo que intente explicar la relación entre el genio y la hijoputez, porque es una realidad que nunca deja de asombrarme.

junior dijo...

oh! con episodio de Kluge! me es muy dificil por no decir imposible ver sus películas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...